No soy poeta de libros

No soy poeta de libros,

soy poeta del camino,

construyo mis poemas con el canto del agua

y el vuelo de las aves,

mis versos están escritos en las arrugas

de abuelas centenarias

que todavía arrastran en una rama

de roble muerto

la candela en la que cocinarán la vida y la comida.

No soy poeta de libros

escribo lo que veo con la pluma caída

de algún gavilán herido o con el ladrido

de un horizonte de perros

que a coro con la luna

despiertan estrellas

y desvanecen tristezas

en las noches sin bruma.

Mis versos no nacieron para ser depositados

entre dos hojas

sino para ser cantados como himnos a la vida,

por eso le canto a la montaña sagrada

de donde nacieron todos los seres y las cosas

y baño mis palabras en el agua fría y sabia

que desciende de sus entrañas a través

de sus venas largas y heridas…

Posted in Musipoesía | Leave a comment

También nacen poetas

Los niños nacen sabios

pero el mundo

trata por todos los medios posibles

de embrutecerlos;

nacen llenos de verdad

pero el mundo

los educa con mentiras;

también nacen poetas

y el mundo los transforma

en políticos, clérigos o generales;

sin embargo, unos cuantos

llegan a ser grandes sabios

que dicen diáfanas verdades

y nos devuelven el niño perdido

a todos aquellos que todavía

lo llevamos dentro.

Posted in Poesiología | Leave a comment

Sueño

Trato de recoger como pétalos caídos los momentos de tu existencia y armar con ellos un cuadro de lo que fue la primavera de tu vida.

¿Por dónde empezar?

Tal vez por aquel niño que a los cinco años me dijera: “Mario, si tú eres mi sueño, no quisiera despertarme nunca”.

Ahora Adrián nunca se despertará
y yo quiero ser su sueño.

Posted in Musipoesía | Leave a comment

Renacer

Hay que renacer de la pena

de las cenizas volverle a poner

alas a la vida,

no importa cuántas penas sean,

el mundo no es un camino de rosas

ni de espinas

pero puede ser una herida larga

una noche amarga sin luna

una melodía tocada por piedras

que restriegan el alma,

haremos de las lágrimas rocío

para que las flores

encuentren su propia primavera

entre pétalos caídos

y hojas secas…

Posted in Poesiología | Leave a comment

Elegy for my dead son, Adrián Alfonso Lamo

I do not know why you left

in the prime of your life

Outside the winter

burned the skin

and the bare trees

healed their wounds.

I walked your steps

and your hallways

I hugged your neighbors

their warmth filled me

I cried in front of your door

and we prayed in the spot itself

of your departure

I picked up your pillow

like a leaf

of your fallen life

I smelled on it your sweetness

and I felt your breath

and how your soul

breathed in mine,

I dressed in your clothes

tried on your tenderness

your kind smile

I tried to feel

what you felt,

you felt lonely

but at peace with everything and

with all things

human and divine

I picked up your notes

your life lists

looking for a message

that you were leaving us,

I looked through your window

to see what you saw

and I breathed the air

of your farewell,

today you are absent,

my life, my everything,

I cry for you in silence,

in silence I cry …

Posted in Musipoesía | Leave a comment

Elegía a mi hijo muerto, Adrián Alfonso Lamo

No sé por qué te fuiste

en la hora prima de tu vida

afuera el invierno

quemaba la piel

y los árboles desnudos

sanaban sus heridas,

recorrí tus pasos

y tus corredores

abracé a tus vecinas

rebozaban dulzura

lloré frente a tu puerta

y rezamos en el sitio mismo

de tu partida

recogí tu almohada

como una hoja

de tu vida caída

olí tu dulzura

y sentí tu aliento

y cómo respiraba

tu alma en la mía,

me vestí en tu ropa

me calcé tu ternura

tu dulce sonrisa

traté de sentir

lo que tú sentías,

te sentías solo

pero en paz con todo y

con todas las cosas

humanas y divinas

recogí tus notas

tus listas de vida

buscando un mensaje

de que te nos ibas,

miré en tu ventana

lo que tu veías

y respiré el aire

de tu despedida,

hoy estás ausente,

mi vida, mi todo,

te lloro en silencio,

en silencio lloro…

Posted in Musipoesía | 13 Comments

Alquimista de lo abstracto

No quiero empezar más vidas, las que tuve fueron suficientes,

fui nube y floté, lloviendo aguaceros de deseos,

fui tormenta y combatí un ejército de dragones polvorientos,

fui rayo y trueno y escribí palabras brillantes y obscenas en el firmamento.

Fui unicornio por un día y les hice el amor a todas las vírgenes de la novena sinfonía, de los 10 mandamientos, de las 11 y 11 de la mañana, de la última campanada de las 12.

Fui arroyo y me bebí todos los peces que subían a copular a mis estanques encantados,

fui culebra y con mi cuerpo escribí mensajes crípticos que anunciaban el principio del fin de lo que todavía no había comenzado.

Fui alquimista de lo abstracto y construí hermosos muros donde se explicaba absolutamente todo lo que no significaba nada.

Fui vendedor de diamantes blancos en el mercado negro, para mujeres descontentas con su felicidad.

Fui muralla china, malla de gallinero, valla de avisos apocalípticos, príncipe y mendigo, vidente y ciego.

También fui especialista en cosas que nunca sucedieron, poeta de rimas disonantes, tajantes y mutantes, catador de ensueños, cantante de tangos desechos por su propia tristeza, monumento a los placeres terrenales, virtuales y decimales.

Pero, por fin vi la luz y entendí que una vida en verdad era más que suficiente para descifrar sin entender todos los misterios del cielo.

Posted in Poesiología, Uncategorized | Leave a comment

Renuncio

Renuncio definitivamente

a todas las cosas fatuas de la vida,

renuncio a la vecina de la esquina,

renuncio al merengue con chocolate,

renuncio a la misa de siete,

también renuncio al ocho y al nueve,

renuncio a los días que llueve,

renuncio a mi tía Josefina

y de rabia renuncio al caldo de gallina

por ser sexista y carecer de vitaminas,

renuncio a la vacuna contra la pobreza

y a la cofradía de la Madre Teresa,

renuncio a las noticias, ciertas y falsas,

las únicas verdaderas son las que yo produzca,

 así sean inventadas,

renuncio a la propiedad privada

a los bancos, a las iglesias y al estado,

renuncio a cualquier juego de dados,

renuncio a la junta directiva

de la sociedad protectora de hormigas,

renuncio a los coscorrones y a los malos modales,

renuncio a los políticos matones,

renuncio a los fraudes electorales

y de paso a las elecciones

(son simples sinónimos anónimos)

renuncio también a los mirones,

renuncio al chocolate sin queso,

renuncio a que me laven el cerebro

actores con sotanas, uniformes y batas blancas,

renuncio a los museos, a las cárceles y a los

cementerios,

renuncio al dinero y a las tarjetas de crédito,

renuncio al crimen organizado

por banqueros, iglesias y estados,

renuncio a la coliflor con salsa inglesa,

también renuncio a la Coca-Cola y a las hamburguesas,

renuncio a las roscas, roscones y empanadas,

también renuncio a las ballenas rosadas,

renuncio a todo lo que carezca de sentido,

renuncio a este mundo corrompido,

renuncio a competir con el de al lado,

renuncio a los 33 sabores de helado,

renuncio a todo lo que todavía no haya renunciado,

renuncio, renuncio y renuncio…

Posted in Poesiología | Leave a comment

Mortajas mentales

Estoy harto de los falsos profetas

dueños de la palabra

de todos aquellos que explican

el presente y el pasado

como quien disecciona un ratón

de laboratorio

estoy harto de las autopsias históricas

de lo que ocurrió hace media hora

la semana pasada o hace tres siglos

todas mienten

tan son solo son

indigestas sopas de letras

mezcladas al azar

por el célebre mono de la pila

estoy cansado de las verdades absolutas

sobre cosas relativas,

de las palabras ensartadas en crochet

en las sábanas de las mortajas mentales

hay más verdad en un anuncio tóxico de Coca-Cola

que en todos los tratados

que nos definen

nos exprimen

y nos eximen

del oprobioso arte de pensar…

Posted in perrología | Leave a comment

Ausencia

Se fueron sin decir palabra

como si nunca hubieran existido

una en las alas de la otra

como si sus propias alas

no conocieran el vuelo

Nunca volví a escuchar su canto

su voz perdida en la distancia

ya no tenía el trino de las aves

ni el canto de las aguas

pero seguía resonando en mi alma

Yo no existía para ella

aunque la recordaba cada día

era parte de mí

compartíamos hasta las huellas

que dejaban nuestras manos

y sonreíamos con la misma

mirada

Un día no muy lejano

ella se mirará al espejo

y verá en su reflejo

mis ojos en sus ojos

mis labios en sus labios

mi corazón en su mano…

Posted in Musipoesía | Leave a comment