Porky y el rey, farsa en medio acto

Personajes: El rey de España y Porky

Lugar: Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela

Porky. (Entrando al salón). Ve, lo bonito este Palacio. Y con lo que ma gusta la zarzuela, hasta les canto una a ritmo de ranchera para que vean lo que es bueno.

(Entra el rey, saluda al invitado con un gesto de cabeza. El rey mide como un metro mas que el invitado, así que Porky tiene que dirigir su vista al techo para poder hablarle)

Porky. (Al rey). Le mandó muchos saludos el presidente Uribe.

El rey. (A Porky). Con uno hubiera sido suficiente.

Porky. (al rey). Que lo quiere mucho.

El rey. (a Porky). ¿Que me quiere mucho?, si solo lo he visto una vez y ni siquiera es mi tipo.

Porky. (al rey). ¿Sabe quién le mando también saludes?

El rey. (a Porky). ¡Ni adivino que fuera!

Porky. (al rey). El presidente Pastrana, hablé con él esta mañana.

El rey. (a Porky). ¿Cuántos presidentes tienen en Colombia fuera de usted? Pensé que solo había uno…

Porky. (al rey). Claro, el presidente Uribe y yo, como el Espíritu Santo, somos claramente dos personas distintas, y un solo presidente verdadero.

El rey. (a Porky). ¿Quién más me mandó saludes?

Porky. (al rey). Es es tanta la gente que uno, pero mire no más estas cortinas de terciopelo, ¿son chinas, no?

El rey. (a Porky). Son de seda italiana. Para el almuerzo tendremos Coq au vin y después Magret de canard avec Merluza al beurre blanc.

Porky. (al rey). No, su majestad, qué pena venir aquí uno a poner pereque, todos esos menjurjes suenan muy bien, pero a mí solo deme un ajiaco, con sancocho y frijoles con garra, eso sí, que no falte el chicharroncito..

El rey. (a Porky). ¿Cómo dijo que se llamaba el que mandaba saludes?

Porky. (al rey). ¿El presidente Uribe? ¿El presidente Pastrana?

El rey. (a Porky). ¿También lo mandaron a usted?

Porky. (al rey). Claro, cómo no, “vaya a ver al rey, pedazo de guevón”, me dijo el presidente Uribe, también le hablé esta mañana.

El rey. (a Porky). Por favor, “pedazo de güevón” me les dice a sus dos presidentes que por favor, no me manden más saludos, y si se puede, que tampoco me lo manden a usted .

Porky. (al rey). Claro su majestad, ni más faltaba. (en off) Me pegunto si el presidente Uribe siquiera me nombraría embajador por estas tierras, ¡ya me veo viviendo como un rey! Y, ¡siempre me han encantado las cortinas de terciopelo chinas!

Th End

This entry was posted in Poesiología. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *