Poema de ciudad en clave de soledad

La ciudad fría,

donde nada se fía

y la vida y la muerte

se pagan de contado,

la ciudad helada

donde se funden el ser y la nada

la ciudad congelada

vacía de besos,

llena de embelesos

donde todo es vitrina

marco sin ventana,

la ciudad perdida

donde arrastro asfalto

donde en vez de aire

respiro cemento

y entre pitos y motores

se esfuma mi canto,

la ciudad que circula

en tu minifalda

donde la luz roja

se prende a tu espalda

y donde una mirada

redondea tus nalgas,

la ciudad amarga

donde la guayaba

nunca da papaya,

por donde navego

sin barco y sin agua

de donde despego

sin fumarme nada,

la ciudad ruidosa

y desafinada

con su Transmilenio

de gente de prisa

que baila apretada

entre cada hueco

y en cada parada,

la ciudad grafiti

donde las paredes

con su voz de mudo

son las que responden

a cada llamada

donde en cada muro

leo mi destino

donde en cada calle

pierdo mi camino

la ciudad dormida

mientras yo escribo

en letras de neón

mi canto de trigo

la ciudad que dejo

durmiendo en mi sueño

mientras me despeño

en busca de un verso

o de una cara amiga

que tampoco busco

y menos encuentro…

This entry was posted in Poesiología. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *