Torre de marfil

Para llegar a tu casa

Hay un sendero de plata

Que lo dibuja la luna

Con notas de serenata

Un almendro te protege

Del fulgor del universo

Y un perro ladra a tu puerta

Gruñidos en prosa y verso

Y tú, guardada en tu torre

Brillando en marfil tu broche

Vestida en tus largas trenzas

Desnuda en tus negras noches…

Posted in Musipoesía | Leave a comment

La palabra nada más, simplemente la palabra…

La palabra que ilumina

la palabra que germina

la palabra que besa

y atraviesa

el cerebro y los sentidos

que hace rotar el mundo

o que se caigan los muros

que nos dividen y apartan

la palabra que acaricia

la palabra que nos envuelve

de delicias

la palabra que nos ama

que nos canta

y que nos llama

la palabra que cabalga

bajo el sudor de la noche

que hace cimbrar la cama

palabra que es gemido

pasión, revuelo y crujido

la palabra que navega

por los mares de la piel

escribiendo sentimientos

sin pluma, tinta o papel

la palabra que es amor

sin que se diga o escriba

la palabra silenciosa

que la pronuncia la vida

la palabra que nos eleva

por las alturas del alma

que nos devuelve a la tierra

entre tormentas de calma

la palabra nada más

simplemente la palabra…

Posted in Musipoesía, Poesiología | Leave a comment

En las paredes del silencio


Al final de todo,

solo quedaron las palabras

escritas con la tinta

de la tristeza

en las paredes del silencio,

palabras que lo decían todo

sin decir nada

como una tempestad de olvidos

como un volcán de cuento,

nunca supe por qué te fuiste

ni por qué llegaste

tal vez porque el ciruelo

ya había florecido

o porque las magnolias no habían vuelto,

de verme cada día

olvidaste mi presencia

tu miraba me traspasaba

como si ya estuviera muerto

no sé si me odiaste con todo tu amor

o si me amaste

con todo el odio de tu alma,

a pesar de todo

sigo siendo el mismo,

creo en el amor porque es tierno

y soy amigo de los gatos

porque no se enojan

cuando los llamo nombres raros,

sé que tú ya no eres

la misma mujer que conocí

cuando el amor

todavía tenía derecho a existir

y no habíamos perdido

el sentido de soñar

y podíamos conversar

como si el mundo acabara de empezar…

Al final de todo,

solo quedan estas palabras

regadas por mi piel

ansiosas otra vez de florecer

porque me voy a sembrar

de luna llena

para llenarme de amanecer,

aunque en esta foto sutil

cuando la noche se va

y el sol pare su inmensidad

tú ya no estarás…

Posted in Musipoesía | Leave a comment

Nuevo Juramento de Hipócritas

Fórmula de Ginebra (en las rocas)

“En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de las compañías farmacéuticas. Conservaré a mis maestros, al dinero y las ganancias, el respeto y el reconocimiento a que son acreedores. Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad, pero a su debido precio. La salud y la vida de mi enfermo será la primera de mis preocupaciones, incluso si para ello tengo seguirlo enfermando. Respetaré el secreto de quien haya confiado en mí, especialmente de Merck, la organización Mundial de la Salud y otros ministerios públicos. Mantendré en toda la medida de mis medios, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica, como cobrar el precio más alto, hacer de esto un gran negocio, atender mal a los pobres y congraciarme con los ricos. Mis colegas serán mis hermanos, si no se oponen a lo que pienso. No permitiré que entre mi deber y mi enfermo vengan a interponerse consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, de partido o de clase, con las consideraciones monetarias es suficiente. Tendré absoluto respeto por la vida humana, desde su concepción, pero recuerden que un parto por cesárea es más costoso. Aún bajo amenazas no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad, siempre y cuando las leyes digan que puedo ir contra las mismas. Hago estas promesas solemnemente libre de todo honor“.

Posted in perrología | Leave a comment

Por nuestros muertos

Hay que seguir escribiendo

por nuestros muertos,

cuyos recuerdos fueron esparcidos

con sus cenizas por el viento

hay que seguir escribiendo

por aquellos

cuya única lápida

fue la marca de la bala

que llevaban clavada en el pecho,

hay que seguir escribiendo

por nuestros desaparecidos

que vagan como fantasmas

por cementerios que nunca fueron construidos,

hay que seguir escribiendo

para que este holocausto

sin nombre

no se pierda en los laberintos del olvido

ni se esfume en los recovecos de la memoria,

hay que seguir escribiendo

para que los victimarios

no sean los dueños de la historia,

hay que escribir para darle nombre, cara y corazón

a todos aquellos

que dejaron de ser y de existir

para que otros pudieran acumular

y pervertir,

es nuestro país,

es nuestra historia,

los vivos somos el testimonio de los muertos,

no somos un holocausto más

en el vendaval de holocaustos de la historia

lo nuestro tiene nombre, fecha y lugar,

Colombia, tierra nombrada por un genocida,

donde el genocidio es cosa de todos los días,

¡nunca más!

Posted in Poesiología | Leave a comment

Falsos profetas y falsos poetas

ya no se puede creer en nada

hay que cuidarse de los falsos profetas

y de los falsos poetas

la religión

como la poesía

ha sido degradada

por sus creyentes

los divinos misterios

del cielo y de las metáforas

tan solo son trucos de circo

para atraer incautos

los milagros

como las palabras

tan solo son ilusiones

para pintar cielos rosa

y amores eternos

que se desvanecen

con la brisa desprendida

por las alas de una mariposa

los lechos del amor

y los templos de la poesía

han sido violados

por practicantes y creyentes

los muertos no resucitarán

y el amor asistirá a su propio entierro

las poesías valen tanto

como los epitafios de las lápidas:

los muertos no leen lápidas

y los vivos no leen poemas

así les anuncien en la rima más perfecta

la fecha y la hora de su muerte…

Posted in Musipoesía, Poesiología | Leave a comment

Fábula de la araña y el gato

“Si me amaras aunque fuera un poco, sería eternamente tuyo”, le dijo el gato a la araña.

“Pero, somos tan diferentes”, le contestó la araña. “Yo vivo solitaria en mi telaraña, tu andas siempre solo por techos y jardines, no tenemos nada en común”.

“Sí tenemos algo en común”, contestó el gato. “Ambos somos cazadores solitarios. Nos podríamos acompañar, tal vez nos podríamos llegar a amar y cazar juntos”.

La araña se balanceó en su tela, lanzó un suspiro largo como un rayo de sol y miró esos ojos verdes como el agua y aquella pelambre, pintada como un pastizal. “Es imposible”, respondió, “por más que tratara, jamás te podría amar”.

“Yo podría acariciar tu tela y hacer vibrar las cuerdas de tus sentimientos”, dijo el gato. “Podría ronronearte mi amor y hacer que las cuerdas de tu tela tocarán la más bella melodía”.

“Nunca había pensado en eso”, dijo la araña. “Dices cosas tan hermosas que me tiemblan mis ocho rodillas”.

Final 1

Entonces el gato se acercó a la tela y ronroneó su amor por la araña, hasta quedarse dormido. Durante el sueño, la araña soltó en su cuerpo una sustancia que lo haría como ella, inmune al pegante de su tela.

Al despertar, el gato sintió el calor de la tela y escuchó la voz de la araña que le decía: “Ahora seremos uno solo, puedes dormir protegido en mi tela y yo puedo escuchar la música de tus sueños”.

Final 2

Entonces el gato se acercó a la tela y ronroneó su amor por la araña, hasta quedarse dormido. Al despertar, sintió un calor extraño, trató de moverse pero no pudo. La araña había tejido una hermosa tela por todo su cuerpo.

“Ahora seremos uno solo”, dijo la araña, mientras clavaba en aquella hermosa piel su poderoso veneno.

Posted in Musipoesía | Leave a comment

No sé

No sé si suicidarme

o ensalzarme,

o mandarme a canonizar

o tal vez bailar desnudo

un tango con una monja

en medio de un arrabal,

no sé si llamarme profeta

o brujo o Papa o chamán,

da exactamente lo mismo

no importa lo que haga

lo contrario de lo opuesto

de lo que no quería que pasara,

pasará

No sé si enamorarme

o profundamente odiar

si cortar una azucena

o cortarme las venas con una rosa

y empezarme a desangrar

en pétalos rojos y blancos

y convertirme en vendaval

No sé si aprender a volar

sin alas

o convertirme en gaviota

o gavilán

y emigrar de planeta en planeta

para jamás regresar

No sé si curar mi locura

o repartirla como pan

para que en una locura colectiva

bailemos bajo la luna

nos quitemos los prejuicios

y la ropa

y nos amemos en la cama

debajo de la cama o sin la cama

por parques y avenidas

por orgullos rotos y heridas

hasta que podamos sanar

No sé si proclamarme

rey de las hojas secas

caballero de las espigas

príncipe sin caballo, castillo

ni coraza

o simplemente recoger mi ropa de mendigo

y echarme de nuevo a andar

No sé en verdad qué es el mundo

ni en qué rumbo va

no sé a qué horas se abren los lirios

ni a qué horas se cierran las esperanzas

pero siento que en la noche estrellada

somos parte del universo

y que bajo techo

somos parte de la fatiga y del cemento

Solo sé a ciencia cierta

una cosa

y una cosa sola

me gusta amar y ser amado

entregar sin esperar

mirar los atardeceres

que empiezan en mis venas

y acaban en el mar,

escuchar tu voz tan dulce

y perderme entre tus ojos

profundos como el infinito

y transparentes como un lago de cristal…

Posted in Poesiología | Leave a comment

Simplemente el amor

el amor

esa cosa insólita

como el quejido de una mariposa

el parpadeo de un volcán

la locura de una rosa

el amor

esa cosa absurda y misteriosa

como un grito callado

que despierta el silencio

como un frío caliente

que nos quema el pecho

el amor

ese orgasmo divino

que engaña los sentidos

que nos pone a volar por el cielo

a cinco centímetros

del suelo

el amor

esa cosa etérea y eterna

ese segundo infinito

que acaba como empieza

sin siquiera darnos cuenta

el amor

ese remolino de emociones

que navega contra la corriente

que llueve de abajo a arriba

ese hermoso sinsentido

que le da sentido a la existencia…

Posted in Poesiología | Tagged , , | 1 Comment

Poema de ciudad en clave de soledad

La ciudad fría,

donde nada se fía

y la vida y la muerte

se pagan de contado,

la ciudad helada

donde se funden el ser y la nada

la ciudad congelada

vacía de besos,

llena de embelesos

donde todo es vitrina

marco sin ventana,

la ciudad perdida

donde arrastro asfalto

donde en vez de aire

respiro cemento

y entre pitos y motores

se esfuma mi canto,

la ciudad que circula

en tu minifalda

donde la luz roja

se prende a tu espalda

y donde una mirada

redondea tus nalgas,

la ciudad amarga

donde la guayaba

nunca da papaya,

por donde navego

sin barco y sin agua

de donde despego

sin fumarme nada,

la ciudad ruidosa

y desafinada

con su Transmilenio

de gente de prisa

que baila apretada

entre cada hueco

y en cada parada,

la ciudad grafiti

donde las paredes

con su voz de mudo

son las que responden

a cada llamada

donde en cada muro

leo mi destino

donde en cada calle

pierdo mi camino

la ciudad dormida

mientras yo escribo

en letras de neón

mi canto de trigo

la ciudad que dejo

durmiendo en mi sueño

mientras me despeño

en busca de un verso

o de una cara amiga

que tampoco busco

y menos encuentro…

Posted in Poesiología | Leave a comment