Poema de ciudad en clave de soledad

La ciudad fría,

donde nada se fía

y la vida y la muerte

se pagan de contado,

la ciudad helada

donde se funden el ser y la nada

la ciudad congelada

vacía de besos,

llena de embelesos

donde todo es vitrina

marco sin ventana,

la ciudad perdida

donde arrastro asfalto

donde en vez de aire

respiro cemento

y entre pitos y motores

se esfuma mi canto,

la ciudad que circula

en tu minifalda

donde la luz roja

se prende a tu espalda

y donde una mirada

redondea tus nalgas,

la ciudad amarga

donde la guayaba

nunca da papaya,

por donde navego

sin barco y sin agua

de donde despego

sin fumarme nada,

la ciudad ruidosa

y desafinada

con su Transmilenio

de gente de prisa

que baila apretada

entre cada hueco

y en cada parada,

la ciudad grafiti

donde las paredes

con su voz de mudo

son las que responden

a cada llamada

donde en cada muro

leo mi destino

donde en cada calle

pierdo mi camino

la ciudad dormida

mientras yo escribo

en letras de neón

mi canto de trigo

la ciudad que dejo

durmiendo en mi sueño

mientras me despeño

en busca de un verso

o de una cara amiga

que tampoco busco

y menos encuentro…

Posted in Poesiología | Leave a comment

El espíritu de Jacinto surca los mares

(Este escrito de 2008 sigue vigente y lo reproduzco por primera vez en las páginas de este blog)

Hace nueve años, el 27 de junio de 1999, tras la muerte de Jacinto Jaramillo, con un grupo de amigos le rendimos un homenaje en la ciudad de San Francisco, California. El auditorio se llenó de colombianos y norteamericanos, muchos de los cuales tal vez no tenían ni idea de quién había sido Jacinto Jaramillo. Allí presentamos mi video, “Garlando con Jacinto Jaramillo”, y la figura de Jacinto cobró una vez más vida. Desde su apartamento del barrio Santa Fe, rodeado de sus amadas pinturas, Jacinto nos contó sus historias, desde Sonsón hasta Hollywood  y su llegada a San Francisco, en busca de Isadora Duncan, aunque de ella tan sólo habría de encontrar su espíritu, pues Isadora Duncan ya estaba muerta.

Jacinto era un Jaramillo de pura cepa, de sonrisa abierta y mirada burlona, siempre dijo la verdad pues para él era lo más precioso en esta vida. Y no dijo sólo la verdad, sino que dijo grandes verdades. No sólo descubrió la belleza nacional sino que también descubrió la mentira nacional: la politiquería y la injusticia. Pero Jacinto era más que eso; Jacinto era un poeta que no escribía poesía sino que la vivía: La vivía en el baile, la vivía en la pintura y la vivía en sus creencias. Nunca le tuvo miedo al escándalo   y tampoco aceptó privilegios; por ese motivo, uno de los hombres más brillantes que ha tenido Colombia ha sido prácticamente ignorado en nuestros libros de historia. Sin embargo, todos los que lo conocieron y entendieron la profundidad de su alma, luchan hoy por seguir adelante con su legado, cabalgando el potro azul de sus ilusiones   y negándose a dejar morir la belleza nacional que Jacinto descubriera.

Hace nueve años, el mismo día de nuestro homenaje a Jacinto Jaramillo, por una casualidad de la vida, el barco velero “Gloria” atracó en el puerto de San Francisco. Como buen colombiano fui a visitar ese pedazo de Colombia y en una de sus salas descubrí un tesoro que viajaba de puerto en puerto: Cuatro pinturas de las cuales los tripulantes ignoraban quién fuera el autor. Me acerqué a ver la firma ya que esas pinturas me parecían conocidas y para mi sorpresa descubrí que habían sido pintadas por Jacinto Jaramillo. ¡Eran las mismas pinturas del video que acabábamos de mostrar! El espíritu de Jacinto surcaba los mares y también había llegado para hacerse presente en su homenaje.

Más sobre Jacinto Jaramillo: hacer clic aquí

Posted in Musipoesía | Tagged , , , | Leave a comment

Vive eternamente

Vive eternamente el que en las cosas cotidianas de la vida

Ve la grandiosidad del universo,

Quien goza con la pequeña gota de agua

Que se resbala por unos pétalos infinitos y tiernos

Vive eternamente quien escucha el canto de las aves,

Pero no solo las escucha sino que les responde

y a dúo conversan sobre cualquier cosa,

las nubes, las flores, el milagro de estar vivos

Vive eternamente aquel que se maravilla escuchando

Las notas repetidas de alguna vieja canción

Y en su letra halla, sin siquiera proponérselo

Mensajes renovados cada día

Vive eternamente quien en sus rutinas

Encuentra nuevas sendas sin recorrer

Y en las huellas de otros caminantes

Descubre los misterios que paso a paso deja la vida

Vive eternamente aquel cuyas pasiones

Nunca se doblegan, tarareando dentro de su alma

Las notas cantarinas de su primer amor

Como si fuera el primer día

Vive eternamente aquel cuya alegría y satisfacción no están garantizadas

como una póliza contra los imprevistos caminos de la vida

sino que lleva su felicidad por dentro

y la usa de flama para alumbrar su camino

y la de todos los seres con quienes lo comparte

y la renueva cada día

¡Vive eternamente este segundo, este beso, esta flor, esta mirada!

¡No te especialices en hallar nubes grises, ni almas tristes, ni profundos abismos!

¡Vive eternamente este segundo, el único riesgo que corres es aprender a ser feliz contigo mismo!

Posted in Musipoesía | Leave a comment

No hay que dejar de leer las dulces palabras

No hay que dejar de leer

las dulces palabras

llenas de armonía…

que no dicen nada,

en ellas no hay

ni injusticias ni muertos,

la vida es un botón de rosa,

y sirven para vestir de tul la estraza

en que se envuelven nuestros sueños

y se depositan en los cementerios.

Cada frase, como una vitrina

de una gran tienda,

está ordenada con el último grito

de la decadencia

ofreciéndonos cielos preciosos

salidos de los más oscuros

infiernos terrenales.

Pero hay que seguirlas leyendo

y alabando,

la proyección del alma

debe ser inmune a la porquería

que nos rodea,

debe ser vacunada

contra cualquier posible

enfermedad critica,

no sea que la verdad se contagie

y la gente se rebele

en contra de un mundo sin sentido,

donde las palabras deben ser algo más

que collares preciosos

con escritos de adorno

colgando de las gargantas

de nuestros verdugos…

Posted in Musipoesía, Poesiología | Leave a comment

Junio 21: La espera del día más largo

Esperando a que el Dios Inti

derrame su sabiduría de luz

sobre la tierra

mientras nuestra única casa

se derrite, se calienta, se nos escapa

por entre los dedos,

como si existieran otros planetas

que nos aceptaran

como refugiados galácticos…

No tenemos adónde ir

los dueños del planeta

se enterrarán en sus búnkeres

a prueba de metralla y tormentos

mientras los demás nos consumimos

a fuego lento.

Aquí estoy sentado

en el ombligo del mundo,

esperando a que el universo

me dé alguna respuesta,

pero lo único que escucho

es el canto lejano de los gallos…

Posted in Poesiología | Tagged , , | Leave a comment

Mis cosas sencillas

Me gustan los gatos y los niños,

los cielos azules

y los pinos erguidos,

me gustan las flores

vestidas de rojo

preñadas de pétalos

y de insectos juguetones

me gusta la niebla en la montaña

la luna que la acaricia

y el horizonte de perros

que le ladra sus noticias

me gusta el picaflor

que vuela estático

enamorando una flor

con su cola de oro

y su pico largo

me gustan tu piel violeta,

tu corola amarilla,

tu corona de flores pequeñitas

y el viento que te mece con su brisa

me gustan tu pelo de oro

tu baile al caminar

tus ojos verdes marinos

hundirme en sus recodos

cristalinos

me gusta el mundo

como los frutos,

redondo y sencillo

poblado de emociones

retazos de canciones

escritas en el polvo

del camino…

Posted in Musipoesía | Leave a comment

De vuelta

De vuelta desde el fondo de la tristeza,

de recorrer el mundo

en cada piedra del camino,

de saborear las esquinas

donde las almas y los perros

huelen el más allá

y esperan con fervor el más acá,

de vuelta de los cielos

donde desfilan los sueños

de los vivos y los muertos,

de vuelta de los colores

en que se baña el día

y que circulan por mi piel

con sabores nunca antes vistos

tul de mediodía,

rosinegro de Antofagasta,

purpivioleta en melodía,

de vuelta de todo y de nada

viendo cómo las entrañas de la tierra

destilan sus poesía líquida, ardiente, encendida

mientras el gato metido en su piel de tigre

barriga al sol celebra la vida

acariciando las espinas de una rosa,

y yo acaricio con mis sueños

las espinas de la vida…

Posted in Musipoesía, perrología, Poesiología | Leave a comment

A don Cenón Jiménez Parra, profesor de eternidad

Pestañas de mariposa

aleteando como las hojas

de un libro al viento

manos elásticas que se acariciaban solas

mientras recontaba la Biblia

tal como la había vivido

en Melgar toda su vida

en casa de su madre

a la sombra de un Almendro

no se le conoció mujer

ni hombre tampoco

tal vez hubiera vivido un siglo más

de haber tenido a quién contarle

todas las fantasías religiosas

con las que nos deslumbraba por horas enteras,

de no haber tenido esa vocación,

a lo mejor hubiera sido un gran actor

y si hubiera cantado

un exitoso barítono,

ahora solo es el recuerdo

en nuestras mentes de 17 años

de un hombre erguido y delgado

cuyos pasos resonaban en los pasillos

como las campanas de la misa de cinco,

su vida y el perpetuo

parpadeo de sus manos

fueron para nosotros un solo enigma.

Que descanse en paz

y que el último aleteo de sus pestañas

le alcance para llegar al infinito

donde tal vez un día

de nuevo lo veamos…

Posted in Musipoesía, Poesiología | 2 Comments

Llamado a los poetas

Poetas:
Hora de alistar nuestras almas y nuestras armas,
combatientes de la palabra, guerreros de la rima, soldados de la solidaridad,
no podemos seguir rimando poemas de amor
mientas el mundo se derrite
y la tierra y los cielos se envenenan,
no podemos extraerle más metáforas a la tierra
ni beber del pozo del alma
contaminado con glifosato,
no podemos seguir callados
mientras vacunas asesinas
esterilizan y matan a nuestras hijas y hermanas
no podemos seguir publicando palabras
como cosquillas frente al monstruo que avanza.
La poesía saldrá en átomos volando
junto con todos nosotros;
a menos que enfilemos nuestros versos
contra nuestros enemigos
ya no habrá quien nos lea
y nuestro último verso
será un hermoso y bien rimado suicidio…

Posted in Poesiología | Leave a comment

In memoriam, Diego Arango

Un 17 de abril

se nos fue Diego Arango

pintor del alma profunda

filósofo de tierra firme

estudioso acucioso de la vida,

con su voz profunda

y su mirada lejana

veía el pasado y el futuro

reconstruyendo historias

del fondo de la memoria

de los vivos

y de los jeroglíficos dejados

por los muertos,

para él cada piedra tenía su historia

y cada historia tenía su documento,

ya no lo veremos

deambulando por la Villa

vigilando para que Iguaque

fuera siempre el Paraíso

de donde surgiera un día la vida.

Se nos fue Diego Arango

y se llevó consigo

todos los documentos

que había consignado

en su memoria

con los recuerdos

de los vivos y los muertos…

Queda con nosotros el ejemplo de su lucha

por un mundo mejor

y en el eco de la noche

su voz sin tiempo

recordándonos

que debemos seguir adelante

por su legado, por su memoria…

Posted in Uncategorized | 3 Comments